miércoles, 3 de junio de 2015

VINOS DEL MUNDO "SUDÁFRICA"

En 1652, Jan Van Riebeeck fundó la factoría de avituallamiento de la Compañía de las Indias en el cabo de Buena Esperanza, y poco tiempo después, hacía traer de Europa esquejes de vid, convencido de que el vino reduciría los casos de escorbuto entre los marineros. El 2 de febrero de 1659 escribió en su diario: "Hoy, Dios sea loado, ha fluido por primera vez el vino de la uva del Cabo".

Simon van der Steel, su sucesor como Gobernador y experimentado viticultor, plantó sus propias vides en la antigua Wildebosch (Constantia) con la ayuda de refugiados hugonotes franceses -expertos en vinicultura y vinificación. Nombró a esta amplia superficie de viñedos “Stellenbosch”, que significa “el bosque de Van der Steel”.

En el siglo XIX, los vinos del Cabo gozaban de buena fama en Europa, en particular el vino dulce de Constantia, hecho de moscatel. Los vinos fortificados y los licores también formaban parte de la tradición sudafricana.

Actualmente, Sudáfrica es el noveno productor de vino del mundo. Los productores sudafricanos siguen con atención las tendencias internacionales y han implementado las técnicas de cultivo y vinificación más avanzadas.

Muchos años de investigación y experimentación han servido para establecer la mejor adecuación entre los diversos microclimas y las variedades específicas de la rica herencia vitícola del país.


LAS VARIEDADES BLANCAS

Representan alrededor del 80% de la superficie del viñedo.

La steen, nombre local de la chenin blanc (más del 30% de la superficie plantada)
La hanepoot, o muscat de Alejandría (alrededor del 6%)
La colombard (alrededor del 6%)
La sauvignon 
La cape riesling 
La chardonnay, variedad en auge.


LAS VARIEDADES TINTAS 

La cinsaut 
La cabernet sauvignon 
La pinotage, un cruce de cinsaut y de pinot noir
Las cepas shiraz (syrah), merlot, cabernet franc y pinot noir


REGIONES VITICOLAS 

En 1973, la introducción del sistema de vinos de origen (WO) dividió los viñedos de Sudáfrica en varias regiones oficiales, distritos, zonas y fincas (“estates”). Las principales zonas vitícolas de Sudáfrica están situadas al suroeste de Ciudad del Cabo. Más al norte existen varias zonas aisladas, a lo largo del río Orange.

COASTAL REGION WO, la denominación más importante, engloba los seis distritos del Cabo: 


  • Constantia District WO 
    Más de 250 ha de viñas en las laderas de granito rojo de Constantia Mountain. Goza de un clima de tipo mediterráneo, donde las viñas no requieren irrigación: aprovechan la sombra de las montañas por la tarde y la brisa fresca procedente del mar. Se cultiva chardonnay, sauvignon y riesling para los blancos, y cabernet sauvignon y shiraz para los tintos. 
  • Durbanville District WO
    En las laderas de granito de las montañas Dorstberg, al norte de Ciudad del Cabo. Se produce vinos tintos, especialmente a base de pinotage y de shiraz.
  • Paarls District WO
    Al noreste de la Ciudad del Cabo, es un gran distrito vinícola (cerca del 20% de los viñedos), cuenta con algunos de los mejores productores del país. Se produce buenos chenin blanc, sauvignon y chardonnay, cabernet sauvignon y pinotage. El distrito de Paarl engloba la zona de Franschhoek WO o "Rincón Francés" -zona donde se establecieron los hugonotes. Esta zona es reconocida por sus vinos criados en roble y por el mejor vino espumoso del país. 
  • Stellenbosch District WO
    Posee la mayor concentración (más de 15% de las viñas del país) de bodegas productoras de vinos de alta gama. Tres tipos de suelos: arenisca al oeste en Table Mountain ( perfecta para vinos blancos); aluviones alrededor del río Eerste y granito (bueno para los tintos) al este en las estribaciones montañosas. 
  • Swartland District WO
    Produce casi el 13% de las vides de Sudáfrica. En esta zona se elaboran vinos generosos de gran calidad, hechos de cepas como la Hanepoot, vinos tintos robustos de cinsaut, tinta borocca, pinotage y shiraz, así como buenos vinos de riesling y colombard.  
  • Tulbagh District WO
    Esta región está rodeada casi completamente por las montañas Winterhoek, que crean muchos microclimas adecuados a la viticultura.

BREEDE RIVER VALLEY REGION WO engloba tres distritos: 

  • Worcester District WO
    Produce el 25% del vino del país. Destacan los riesling, los sauvignon, y los colombard, y vinos de postre de muscadelle blancos y tintos. También es la zona más importante para la producción de aguardientes. 
  • Robertson District WO
    Sus suelos ricos en caliza están bien adaptados a la viticultura. En esta zona se cultiva el 10% del viñedo de Sudáfrica. Los chardonnay y shiraz de esta zona son muy apreciados, así como los espumosos y vinos de postre generosos tradicionales. 
  • Swellendam District WO
    Esta región se dedica a la producción de grandes volúmenes para las cooperativas

OTROS DISTRITOS 

  • Boberg Region WO
    Esta región únicamente produce vinos generosos 
  • Klein Karoo district WO
    Se extiende desde Montagu, al oeste , hasta Oudtshoorn, al este. En estos valles fluviales se da bien la chenin, cepa versátil de El Cabo con buen nivel de acidez natural, que permite producir desde vinos blancos secos hasta blancos dulces, e incluso rosés. El muscadelle y otros vinos de postre dan fama a la región. 
  • Olifantsrivier District WO
    Se extiende de norte a sur a lo largo del valle. La vid crece en suelos de arenisca o de caliza. Olifantsrivier produce vinos de buena relación calidad/precio. 
  • Overberg District WO
    Al sur de Paarl y Stellenbosch. Las viñas disfrutan de las brisas frescas del Atlántico y poseen suelos de esquisto descompuesto para excelentes chardonnay y pinot noir. 
  • Piketberg District WO
    Amplio distrito de relieve llano. La mayoría de los tintos se elaboran al estilo del oporto. 

jueves, 2 de abril de 2015

Salón Nacional de Vinos de España y Salón Sumilleres Sabor a Málaga

¡Elige tu Vino y Disfruta Málaga!
Abierto el plazo de Inscripción Asistente Salón Nacional de Vinos de España y Salón Sumilleres Sabor a Málaga en http://asistente.salonsumilleres.es/

El ‪#‎SalonSumilleres‬ está muy cerca, el próximo 4 de Mayo la Costa del Sol se paraliza y mira al evento vinícola & gastronómico del año, que se celebrará a pie del Mar Mediterráneo, en el Hotel MS Amaragus ****sup. de Torremolinos.
Se servirá en el Salón un lunch como cena a todos los asistentes. 

Una experiencia única, donde se darán cita los mejores profesionales de la Sumillería Nacional, la Restauración, Prescriptores, Prensa, estudiosos y apasionados del mundo del vino y la gastronomía, y socios de la ASM para disfrutar de más de 250 referencias vinícolas Top cargadas de personalidad, que llenarán tu copa de sensaciones únicas. Junto a una increíble selección de expositores con productos autóctonos de la provincia, con mucho ‪#‎SaboraMalaga‬. ¡PLAZAS LIMITADAS! Reserva la tuya.

“LA DIFERENCIA ENTRE SUMILLER Y SOMMELIER”

“LA DIFERENCIA ENTRE SUMILLER Y SOMMELIER”

Curs de Sommelier Semipresencial CETT-UB
En los países de habla hispana estamos acostumbrados a denominar el oficio como sumiller, sin embargo fuera de España está muy extendida la acepción de sommelier, palabra francesa ¿Existe alguna diferencia? ¿De dónde provienen estas palabras?
Sumiller o sommelier se refieren al mismo oficio y la única diferencia es la acepción de la palabra francesa que en España pasó de ser sommelier a sumiller. Esto sucedió así por que sommelier era referido a la persona encargada del vino en las tabernas parisinas y sumiller en España era el encargado de servir vino al rey. Es por ello que España es uno de los pocos  países  del mundo que cuenta con escuelas de sumillería. Hoy en día la diferencia es únicamente gramatical, aunque si ha existido esta diferencia histórica.
La palabra sommelier, proviene del Francés Somme que literalmente significa “carga”. En la época medieval, los reyes, caballeros y aventureros siempre llevaban consigo una persona encargada de velar por la buena transportación y servicio de la bebida que en la gran mayoría de ocasiones era vino.
En España, la palabra a sumiller, está aceptada en el diccionario como la palabra correcta para referirse a esta profesión en nuestro país, formando su plural como sumilleres.
Algunos estudios constatan que en 1312 Felipe Hermoso crea el primer grupo de catadores, los cuáles se reunían de forma sistemática para degustar vinos en París, así como otros productos de calidad. No es hasta 1793 cuando aparece documentado el oficio de catador.
A través del tiempo este celador o guardián del preciado néctar fue adquiriendo un estatus, gracias a los franceses que entraban en la etapa revolucionaria de la gastronomía; dándole al celador o guardián el nombre de sommelier, un oficio prominente y ubicándolo dentro de las piezas claves del engranaje de lo que se define como gastronomía.
En los Siglos XVI y XVII empieza a extenderse la labor del Sommier du Seigneur como persona privilegiada la cual custodiaba y mantenía en buen estado los alimentos y bebidas de los señores.
Llegado el Siglo XIX es cuando empieza a identificarse a la figura del sommelier con el mundo del vino. Algunas historias nos cuentan que antiguamente existían dos tipos de sommelier: el de cava y el de mesa. Actualmente el sumiller de cava se ha sustituido por el bodeguero y el de sala sigue unas tareas seguramente modificadas desde el inicio de su existencia. El primer sommelier tal y como lo conocemos hoy, parece ser que apareció en el siglo XIX, en el restaurante Parisino “La Gran Taberna de Londres”. En España, paralelamente, la acepción de la palabra sumiller tal y como la nombramos en nuestro país fue reflejada al Diccionario de la lengua Española como sumilller, como catador oficial del rey y también se extendió al resto del oficio posteriormente.
En el Siglo XX la profesión de sommelier o sumiller, pasa a ser reconocida como la profesión que es hoy en día, el experto en vinos que sugiere a la clientela de los grandes restaurantes y bodegas el vino apropiado para la ocasión.

sábado, 21 de marzo de 2015

SALON NACIONAL SUMILLERES DE ESPAÑA.







El Salón Nacional de Sumilleres de España 2015 es el primer Salón que se realiza en España con motivo de la Asamblea Nacional de la UAES (Unión de Asociaciones Española de Sumilleres), máximo órgano nacional que regula a más de 3.000 sumilleres de todas las asociaciones, acogido a ASI (Asociación de Sumilleres Internacional), máxima representación mundial con 10.000 afiliados.
Un evento único y jamás realizado. Es la primera vez que se reúnen los mejores sumilleres entorno a un salón de vinos y productos gastronómicos con especial relevancia y protagonismo de Sabor a Málaga (Diputación de Málaga), como espónsor principal del evento. Dos días donde los Presidentes y Vicepresidentes de todas las asociaciones se reúnen en Málaga para analizar los factores que intervienen en la profesión de Sumiller regulado por la UAES y que representa un importantísimo elemento, como es el sector gastronómico y turístico como motor económico de nuestro país.

Un evento diseñado para establecer sinergias profesionales, a través de experiencias, degustaciones, catas y un exclusivo Salón Nacional Sumilleres de España, que acogerá el Salón Sumilleres Sabor a Málaga y un Salón de Vinos. Donde productores, sumilleres y profesionales de prestigio convivirán favoreciendo las relaciones comerciales y el conocimiento sobre los productos allí representados.


Se ha elegido Málaga como sede, por representar una de las principales provincias turísticas de España, no en vano este año hemos batido el record histórico de visitantes con 10.1 millones. Seleccionando cuidadosamente el lugar del evento en base a su situación estratégica y los altos índices de calidad, comodidad y espacio, siendo un referente en la Costa del Sol. Nos situamos en el Hotel MS Amaragua 4****sup., ubicado a pie de playa en pleno paseo marítimo, conectando La Carihuela (Torremolinos) con el Puerto Deportivo de Benalmádena epicentro de la Costa del Sol. Hotel ganador del premio excelencia 2014 tripadvisor.
Un evento organizado por la ASM (Asociación de Sumilleres de Andalucía, Málaga - Costa del Sol), la asociación más activa del último año, que abarca a toda la Costa del Sol a través de sus más de 150 profesionales inscritos que lideran la restauración y hostelería de Andalucía. Y que estarán presentes, junto a los principales distribuidores para valorar y descubrir las propuestas del Salón.
Antonio Jesús Pérez Reina
Vicepresidente y Director de Eventos de la ASM. 

domingo, 15 de marzo de 2015

ZEREJ.

 La fusión del arte del vino de Marco de Jerez, con el arte de la pintura y las escultura de dos grandes, La Pintura de Andrés Merida, y la escultura del gran maestro Mariano Benlliure.

ZEREJ. es una idea que surge en la Taberna der guerrilla. en Sanlúcar de Barrameda. En este espacio, escondido desde 1978. nos dedicamos a abrir todas las botellas de vinos del Marco que podemos y lo hacemos con alegría y responsabilidad. No en vano estamos ante uno de los grandes vinos del mundo y nosotros lo sabemos.

ZEJER es un embotellado especial de cuatro vinos del Marco. Un embotellado especial cuyo objetivo es ofrecer al curioso la posibilidad de adentrarse con garantías de éxito en las entrañas de los vinos de Jerez, Sanlúcar y El Puerto. Al menos, que  puede hacerlo en uno de sus caminos: aquel que va desde el vino blanco al amotinado.
 Hoja de ruta: tenemos delante una cata en la que podremos ir del blanco al amotinado o viceversa. En los dos casos nuestro recorrido será un paseo por un abanico de vinos en el que  el velo de flor deja o puede dejar marcada su impronta. O lo que es lo mismo: conocemos el mismo estilo de vino en cuatro etapas de su vida.....De cero a veinte años en un rato.

ZEREJ  es un concepto que venimos utilizando en Er Gerrita desde el año 2008, cuando dotamos de sala de catas y tienda de vinos a la antigua taberna. El termino hace referencia a las catas de análisis de los vinos de la DDOO Jerez-Manzanilla. Lo hemos podido utilizar tanto para novedades cercanas a la DO, aunque no amparadas por ella., como para simples catas de iniciación.
ZEREJ es poner a JEREZ DE VUELTA Y MEDIA, zarandearla un poco a ver que cae, jugar a mirar por los rincones, releer lo leído con renovada curiosidad. ZEREJ es un sano ejercicio entre el duro aprendizaje y el más frívolo de los placeres.
ZEREJ son cuatro magnums porque nos gusta pensar que el vino es para compartirlo. Son cuatro transparentes porque presumimos de color y, si se da el caso, hasta de los precipitados. San botellas con corcho natural cilíndrico porque estos grandes vinos merecen ser tratados como tales y no siempre nos gusta el medio tapo. Y ZEREJ son 120 juegos porque el palo tiene 480 botellas. ¿Para qué íbamos a inventarnos nada si la verdad era ya lo suficientemente maravillosa?.

Para este recorrido biologico hemos decidido mostrar cuatro momentos clave (algunos poco comerciales) que representan la transformación del vino bajo velo de flor. Hemos llevado a cabo esta selección acompañados de Ramiro Ibáñez, gran experto en los vinos de la región.


ZEREJ se ha nutrido de los tres tipos de bodegas que vertebran el sistema productivo del Marco de jerez: el mosto de Bodegas Almacenista y de expedición; las manzanillas de Bodegas Juan Piñero, Almacenista que se nutre de mostos sanluqueños; el amontillado de Delgado Zuleta,  bodega clasica de crianza y expedicion.

Por Armando Guerra Monge- Taberna der Guerrita. Sanlúcar de Barrameda.

Los Vinos:
Manzanilla Pasada.  D.O Manzanilla de  Sanlúcar de Barrameda, Elaborado por bodegas Juan Piñero, con una vejez estimada de unos once años, variedad Palomino 100%.
Manzanilla Fina: D.O Manzanilla de Sanlúcar de Barrameda,  Procedencia y Elaborado por Bodegas Juan Piñero, Plailla de la Red, Sanlúcar de Barrameda, vejez estimada de unos once años, variedad Palomono 100%.
Vino Blanco: Sin D.O, Blanco fermentado en bota vieja de jerez, Procedencia y elaboración, Bodegas viña  de La Callejuela, pago del Hornillo,  Sanlucar de Barrameda-Cadiz, añada 2014, variedad Palomino.
Amotinado Viejo. D.O Jerez- Xéres-Sherry, Procedencia y elaboración, Bodegas Delgado Zuleta, Sanlúcar de Barrameda, vejez estimada 18 - 20 años, variedad Palomino 100%.



domingo, 1 de marzo de 2015

Ignacio de Miguel, el enólogo de la jet










Entre botellas. El enólogo madrileño, con 16 vinos en cuya elaboración ha tomado parte.

Ignacio de Miguel, el enólogo de la jet

16-02-2015

Consultor técnico de bodegas por toda España, Ignacio de Miguel es conocido con ese apelativo. De su mano, una veintena de empresarios y deportistas producen aplaudidos vinos.
En el mundo del vino, la figura del consultor enológico es quizás la que despierta más controversias. El papel, que recae en profesionales de contrastado conocimiento técnico y lo suficientemente versátiles para adaptarse a las condiciones naturales de las distintas regiones productoras, despierta tanta admiración como recelo. Porque los enólogos que recorren los viñedos del mundo elaborando vinos por doquier suelen tener una exposición mediática muy superior a la de aquellos que solo trabajan para una bodega. Sus clientes recurren a ellos porque, además de resolver los aspectos relativos a la vinificación, crianza, assemblage... disponen de una visión más amplia del universo vinícola que los enólogos residentes. En contrapartida, a menudo se les acusa de atentar contra la diversidad, concibiendo vinos de perfil muy similar sin atender al carácter del terruño de cada región y a las distintas variedades de uva.
En cualquier caso, la figura del flying winemaker –el enólogo volador, que pasa más horas en los aviones que en el propio viñedo– ha adquirido gran relevancia desde la década de 1980. Su mayor exponente es el bordelés Michel Rolland, que inició su trayectoria hace 40 años y hoy asesora a 120 bodegas en 14 países. En España, su discípulo más aventajado es Ignacio de Miguel (Madrid, 1962), que trabaja como consultor para una veintena larga de bodegas, repartidas por el amplio viñedo nacional: Rueda, Ribera del Duero, Toledo, Albacete, Ronda, Ribera del Guadiana, Mallorca... Su área de trabajo llega, incluso, al Douro portugués. "Más que un flying winemaker, soy un driving winemaker", bromea, en referencia a las horas que pasa en la carretera: más de 100.000 kilómetros al año.
Cómodamente instalado en la terraza del hotel Santo Mauro de Madrid, el enólogo más viajero del panorama nacional rememora sus inicios, después de formarse como químico y especializarse en la Escuela de la Vid de Madrid. "Mi padre, que fue médico de cabecera de aristócratas y personajes de la alta sociedad madrileña, me recomendó a Carlos Falcó, marqués de Griñón, que me ofreció mi primer trabajo como enólogo en su bodega", relata. "Esto me permitió conocer a Michel Rolland, con quien tuve la suerte de aprender muchísimo... Siempre estaré agradecido a estos tres hombres que me enseñaron a amar el vino".
Tras su paso por la propiedad de los Falcó en Malpica de Tajo (Toledo), en 1995 De Miguel inició su trayectoria como consultor independiente, teniendo como primer cliente a Dehesa del Carrizal, la bodega de pago fundada por Marcial Gómez Sequeira, expropietario de Sanitas y amigo del marqués de Griñón. "En los dos años siguientes comenzaron a solicitar mis servicios nuevos clientes. La mayor parte respondía al mismo perfil: propietarios de fincas nobles que tienen el anhelo de producir vinos de calidad", explica el enólogo. Como algunos de estos terratenientes son empresarios de renombre –otros son deportistas retirados, e incluso los hay artistas– a De Miguel le endosaron pronto el epíteto de enólogo de la jet set, con el que ha tenido que convivir desde entonces.
Muchos de sus clientes proceden del círculo de su primer empleador, Carlos Falcó. Es el caso de Miguel Canalejo (Pago de Larrainzar, Navarra), expresidente de Alcatel España, Alfonso Cortina (Pago de Vallegarcía, Toledo), expresidente de Repsol, y Blanca Martín Berrocal (Dehesa de Cadozos, Zamora), consejera delegada del grupo de transportes La Sepulvedana. Otros vienen del mundo del espectáculo, como Emilio Aragón, uno de los primeros accionistas de Martúe (con bodegas en La Guardia, Toledo, Rueda y la región portuguesa del Douro), y algunos del ámbito deportivo, como el dream team que fundó la bodega manchega Casalobos: los exfutbolistas Emilio Butragueño, Manuel Sanchís, Rafael Martín Vázquez y Michel, el tenista Pato Clavet, además de Miguel Bosé y otros inversores.
Aunque el proyecto de la bodega de la Quinta del Buitre resultó fallido –Casalobos se encuentra actualmente en concurso de acreedores–, las actuaciones de Ignacio de Miguel en las bodegas suelen resultar satisfactorias y prolongarse durante largos periodos. "Me implico mucho con cada bodega, pero no soy egoísta. Me gusta trabajar en contacto permanente con el enólogo titular. Y, por supuesto, no me quejo cuando algún cliente decide prescindir de mis servicios, porque entiendo que estas son las reglas de juego", reconoce.

Vinos placenteros

En contra de lo que puede pensarse, Ignacio de Miguel no es un profesional excesivamente ambicioso. Trabaja solo, por lo que no puede permitirse tener una cartera de más de 25 clientes. Y tampoco pretende elaborar vinos estratosféricos, aquellos que lucen un precio prohibitivo y se encaraman a los primeros puestos en los podios de las guías especializadas. "Siempre oriento a las bodegas a producir vinos reales, que gusten a todo el mundo, que sean placenteros y satisfagan las necesidades del consumidor. Nunca he hecho un vino con 100 puntos Parker, pero sí más de 50 que han superado los 90 puntos". Hombre criterioso y cauto, De Miguel digiere el éxito y el reconocimiento profesional manteniendo los pies en la tierra. No se considera un artista, ni mucho menos. "Si tengo un talento, es el de saber componer los vinos mediante la cata", admite.
Con estas premisas, De Miguel ha conseguido a lo largo de su carrera atraer la atención de los aficionados hacia zonas vinícolas supuestamente más modestas, como son los viñedos de Extremadura, Castilla-La Mancha y Murcia. "Situar en el mapa de la calidad a las regiones productoras españolas que por distintas razones han sido históricamente postergadas es algo que me llena de orgullo", confiesa. "Además, con la experiencia que tengo puedo asegurar que, en el mundo del vino, las joyas pueden aparecer en el lugar más insólito", asegura. Seguramente debido a ello, a De Miguel no le ruboriza el hecho de que la mayor parte de las bodegas que asesora se asienten en regiones que han comenzado a producir vinos de calidad hace relativamente poco tiempo. Tampoco le obsesiona que Rioja continúe siendo su asignatura pendiente. "Por supuesto que me encantaría poder colaborar algún día con una bodega riojana. Pero tampoco es algo que me quite el sueño, creo que estoy muy bien donde estoy y si algún día llega la oportunidad de hacer un rioja, pues bienvenida sea".

Aires de modernidad

Activo representante de una generación de enólogos que en apenas dos décadas ha conseguido transformar la realidad del vino español, Ignacio de Miguel admira el trabajo de algunos de sus colegas, como Álvaro Palacios (Priorat), Peter Sisseck (Pingus, Ribera del Duero), Miguel Ángel de Gregorio (Finca Allende, Rioja), Telmo Rodríguez (Remelluri, Rioja; Compañía de Vinos de Telmo Rodríguez) y Pedro Aibar (exdirector técnico de Viñas del Vero, Somontano). "Creo que formo parte de una generación que ha conseguido introducir la modernidad en el vino español", asegura.
No obstante, cree que en este país los avances enológicos no han ido acompañados de una estrategia de comunicación adecuada para que la sociedad sepa valorar el vino en toda su dimensión. "No se trata de un problema de marketing", sentencia, "sino de educación. Porque el vino no es alcohol, como se ha dado a entender oficialmente en los últimos años. Es cultura, salud y alimentación".
El descenso en su consumo que se ha producido en España durante las últimas décadas (de 45 a 16 litros por habitante al año, en los últimos 30 años) es una de las cuestiones que más preocupa al experto, que suele referirse a esta tendencia negativa sin pelos en la lengua. "En las últimas décadas hemos rodeado al vino de un halo de esnobismo que le ha hecho mucho daño al sector. Tenemos la mayor superficie de viñedo del mundo, producimos más litros que nadie, pero consumimos menos de la tercera parte de lo que consumen otros países con la misma tradición vinícola, como Francia, Italia y Portugal. Por eso la moda del vino en España es un espejismo. Es una realidad muy triste para los que trabajamos en este sector".
Monsieur Rolland. El francés sostiene una botella de Rolland&Galarreta, su vino en la Ribera del Duero con el exportador español Javier Galarreta, presentado en 2013.
Monsieur Rolland. El francés sostiene una botella de Rolland&Galarreta, su vino en la Ribera del Duero con el exportador español Javier Galarreta, presentado en 2013.
Respecto a las críticas de aquellos que señalan a los asesores enológicos como responsables de contribuir a la uniformidad que parece afectar últimamente al mundo del vino –cada vez resulta más difícil distinguir los vinos de las diferentes regiones productoras–, De Miguel considera que ni él ni sus colegas hacen vinos fotocopia. "Es cierto que podemos tener un gusto y un criterio que define los estándares de calidad", opina, "pero el vino siempre ha sido el reflejo de un paisaje, y esto no lo puede cambiar ni siquiera el propio Michel Rolland... ¡Afortunadamente!".

Maestro de maestros

Ignacio de Miguel no tiene ningún problema en admitir que aprendió mucho de un célebre personaje del universo vinícola. Se trata de Michel Rolland (Libourne, cerca de Burdeos, Francia, 24 de diciembre de 1947), el enólogo más pluriempleado del mundo. Con 40 años de trayectoria a sus espaldas, asesora a 120 bodegas en 14 países. El madrileño tuvo la fortuna de coincidir con él cuando empezaba en el oficio en los primeros años 90. Rolland mantiene consultorías en España desde 1987, cuando desembarcó en Rioja para asesorar a la bodega Cosme Palacios. Desde entonces ha regresado a España a menudo, a colaborar con Carlos Falcó en el Dominio de Valdepusa (ahí es donde De Miguel pudo aprender de él) y con Marqués de Cáceres, para elaborar su propio producto en Toro o para trabajar junto a Javier Galarreta, el director general de la exportadora Araex Rioja Alavesa y Spanish Fines Wines. Sus frecuentes visitas a este país permiten que tenga una perspectiva privilegiada de la evolución que ha experimentado la viticultura española en el último cuarto de siglo. "El sector ha cambiado de forma asombrosa", aseguraba a finales de 2013 en una entrevista en Fuera de Serie. "Hoy los conocimientos técnicos y la calidad de los vinos son muy superiores a los que había en la década de 1980. Pero se puede mejorar sobre todo en el terreno de la viticultura. Una buena parte del viñedo español vive anclado en el pasado".
Algunos de sus paisanos han llegado a cuestionarle por contribuir a mejorar la competitividad de aquellos países que quitan cuota de mercado a los franceses. Restándole importancia a esta acusación, él defiende que en su tierra natal tampoco le ven como un traidor. "Aún creemos que el argumento para vender es el origen, cuando los estudios demuestran que la imagen de marca y elementos como las variedades de uva tienen más impacto en las decisiones de compra", afirma. Él es capaz de marcar las pautas para elaborar bebidas en una amplia gama de precios, desde los 8 euros del best seller riojano Marqués de Cáceres Crianza –más de 10 millones de botellas al año– hasta los 2.600 euros de la añada 2009 del Château Ausone de Saint Emilion (Burdeos). Por F.O

Sus 7 reglas

1. Vendimiar las uvas en su óptima madurez.
2. No abusar de la extracción durante la vinificación.
3. Controlar los procesos de fermentación para evitar estridencias.
4. Seleccionar adecuadamente las barricas para la crianza, considerando el grano de la madera, el tostado...
5. No extender más allá de lo necesario el tiempo de crianza en las barricas.
6. Durante el assemblage las virtudes de cada vino deben quedar en primer plano, por encima de los aspectos menos positivos.
7. Trabajar siempre con la mente abierta.

Cartera de clientes

1BLANCA MARTÍN BERROCAL. Una de las colaboraciones más interesantes del enólogo madrileño ha sido la llevada a cabo con la bodega zamorana Dehesa de Cadozos, de la familia Martín Berrocal, de la empresa de transportes La Sepulvedana. "Una mezcla muy especial que combina uva castellana con pinot noir borgoñona", comenta sobre uno de sus vinos recientes. DEHESA DE CADOZOS. Sayago 830. VDT Castilla y León. 10,50 euros.
1Dehesa de Cadozos. Sayago 830.
2MIGUEL CANALEJO. "Trabajar con un empresario de esta talla hace que todo funcione a la perfección, que esté pensado hasta el más mínimo detalle", apunta De Miguel en referencia a su labor con el expresidente de Alcatel. La última novedad de la bodega es un monovarietal de cabernet sauvignon potente, elegante y con tipicidad, de producción limitada a 2.000 botellas. PAGO DE LARRAINZAR. Cabernet Sauvignon 2011 D.O. Navarra 26,90 euros.
3CARLOS GALDÓN. La bodega del expresidente en España de la farmacéutica GSK se sitúa en la región de cabecera de Ignacio de Miguel, Montes de Toledo. Los tintos que han hecho juntos confirman su talento para aventurarse en viñedos poco explorados. "Sus suelos ácidos dan vinos más frescos, hemos hecho un gran trabajo", asegura él. Destaca este monovarietal de tempranillo maduro y seductor. TIERRAS DE ORGAZ. Bucamel 2009 VDT Castilla-La Mancha. 17,65 euros.
4ANTONIO BANÚS. El empresario inmobiliario fue uno de sus primeros clientes. "No había nada y juntos empezamos a montar todo partiendo de cero, fue muy emocionante. Ahora somos grandes amigos", comenta. Entre las referencias de la bodega cacereña cabe señalar un sorprendente tinto que combina las variedades de syrah, tempranillo, cabernet sauvignon y graciano. BODEGAS CARABAL. Cávea 2009 D.O. Ribera del Guadiana. 14,65 euros.
5CARLOS GUTIÉRREZ MATURANA-LARIOS. "Me conocían porque trabajaba para una bodega cercana. Lo hacen todo bien", resalta sobre la propiedad del marqués de Paul. "El director de la finca, Julián Illán, es uno de los mejores profesionales que he conocido". Sus tintos, rotundos y persistentes, muestran la buena adaptación de uvas francesas al viñedo manchego. DEHESA DE LOS LLANOS. Mazacruz Tinto 2011. VDT Castilla-La Mancha. 14,75 euros.
6EMILIO BUTRAGUEÑO. "Muy loco", dice De Miguel sobre este proyecto. "Cuando Manolo Sanchís dejó el fútbol quería encontrar la forma de no dejar de ver a sus amigos y montó esta bodega. Tuvimos que buscar hasta la finca". Entre los que se sumaron, Butragueño, Martín Vázquez o Miguel Bosé. Hoy está en concurso de acreedores, pero, aun con dificultades financieras, presenta vinos amables y equilibrados. CASALOBOS. Casalobos 2008. VDT Castilla-La Mancha. 18 euros.
7MANUEL MARÍA LÓPEZ. "Manu y Lola, su mujer, son hosteleros, y es una maravilla trabajar con ellos", señala. Con el matrimonio, propietarios del conocido restaurante Tragabuches, en Ronda, e impulsores de algún otro proyecto como el hotel El Juncal, cuatro estrellas, también en la localidad malagueña, actualmente cerrado, De Miguel ha logrado un tinto sensual y con personalidad que combina cinco variedades francesas: cabernet sauvignonpetit verdotsyrahmerlot y cabernet francPASOS LARGOS. A Pasos 2009. D.O. Sierras de Málaga. 14 euros.
8EMILIO ARAGÓN. El empresario y figura del espectáculo es socio de la bodega toledana Martúe, fundada por Fausto González y cuyo control esta siendo ahora objeto de disputa. De Miguel asesora a Martúe desde hace tiempo. "Me pidieron un vino de alta calidad y bajo precio, fácil de beber pero no simple", recuerda. En 2009 la bodega obtuvo la codiciada denominación de Vino de Pago. BODEGAS MARTÚE. Martúe 2010. D. Pago de La Guardia. 7,90 euros.
9Viñedos de Nieva. Blanco Nieva Pie Franco 2012.
9FAUSTO GONZÁLEZ. El fundador de Martúe está al frente de Viñedos de Nieva, en la denominación vallisoletana de Rueda, y también allí contó con De Miguel. "Manteniendo el carácter de la zona, hemos hecho uno de los vinos más singulares", presume el enólogo. Está elaborado a partir de cepas centenarias de verdejo que sobrevivieron a la epidemia de filoxera que asoló a Europa en el siglo XIX. VIÑEDOS DE NIEVA. Blanco Nieva Pie Franco 2012. D.O. Rueda. 10,40 euros.
10FAUSTO GONZÁLEZ. La azaña portuguesa del bodeguero, recurriendo de nuevo para el lance al consejo de Ignacio De Miguel. "Tras el éxito en las otras regiones nos refugiamos en esa espléndida zona de la Península que es el Douro", relata el enólogo. El resultado de la nueva aventura del tándem es un tinto goloso y pleno, que exhibe el carácter de tres de las variedades más significativas de la región: touriga nacional, tinta roriz y touriga franca. SEIS QUINTAS DE MARTÚE. Reserva 2011. D.O.C. Douro (Portugal). 14,30 euros.
11MIGUEL PASCUAL BIBILONI. El dueño de esta bodega (en Llucmajor, en el interior de la isla de Mallorca), que es también presidente de la cadena hotelera Pabisa, con cuatro establecimientos en Palma de Mallorca, es maestro cervecero, y quería que su Cerveza Rey tuviese un compañero de viaje. "Vi Rei es mi única bodega fuera de la Península. Se trata de mi último cliente y uno de mis proyectos más ambiciosos", asegura De Miguel. Sus primeras referencias llegan ahora al mercado. BODEGAS VI REI. Vi Rei 2013. D.O. Pla i’ Llevant. 13 euros.
12JOAQUÍN HERNÁNDEZ. Es el gerente de Bodegas San Isidro, en Jumilla (Murcia), la única cooperativa con la que trabaja De Miguel. "Me hace mucha ilusión tener clientes tan distintos", asegura. "Querían hacer algo especial y lo hemos conseguido". El clima mediterráneo define el perfil de sus tintos que se benefician de la calidad de cepas de la variedad monastrell plantadas en pie franco hace 30 años. BSI. Gémina Cuvée Selección 2011 D.O. Jumilla 12,50 euros.
13CAYETANA SANTOS. Es la responsable de negocio de Raíz y Páramo de Guzmán, bodega y quesería de varios socios castellanoleoneses en Roa (Burgos). "Gracias a ellos trabajo en una zona de prestigio", apunta irónico De Miguel al mencionar Ribera del Duero por comparación con otras denominaciones de menos relumbrón en las que opera. Entre sus vinos elaboran este tinto goloso y suculento. RAÍZ DE GUZMÁN. Raíz Reserva 2009. D.O. Ribera del Duero. 25 euros.
14ÍÑIGO VALDENEBRO. De Miguel se enfrentó a un reto con esta finca, propiedad de un conocido amigo de Carlos Falcó, marqués de Griñón, y más célebre por su olivar que por sus viñedos. "Tienen un aceite excelente", desliza el enólogo. Gracias a la buena adaptación de syrah y petit verdon a los Montes de Toledo han creado un tinto exuberante y bien estructurado. CAPILLA DEL FRAILE. Tinto 2009. VDT Castilla-La Mancha. 10 euros.
15AMELIA PAYÁ. Miembro de la familia alicantina que controla el grupo ASV, con intereses en los sectores funerario y de seguros, esta mujer es la consejera delegada de Carrascas, con viñedos en una finca en Albacete a 1.000 metros. Es una de las bodegas con las que menos tiempo lleva el enólogo, aunque el vino que elaboran ya cuenta, en sus palabras, "con el beneplácito de crítica y aficionados". BODEGAS CARRASCAS. Tinto Carrascas 2012. VDT Castilla-La Mancha. 8 euros.

16JUAN MANUEL BARREDA. Emparentados con el expresidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, la familia lleva décadas elaborando vino en Toledo. Juan (Madrid, 1974) es el gerente de la bodega. "Me llamaron porque querían un vino de alta gama", confirma De Miguel. Entre sus tintos está uno amable de elocuente nombre, Amigos. El de 2011 es medalla de oro en el conurso Tempranillos al Mundo. TORRE DE BARREDA. Amigos 2011. VDT Castilla-La Mancha. 9 euros.

FUENTE: El Mundo, Fuera de Serie.

EL PRADO DE NAVALTORIL

Enclavado en un lugar único de la provincia de Cáceres, en la localidad de Logrosán. Este lugar lo encontramos por casualidad de camino a Trujillo después de visitar la localidad de Guadalupe y la verdad que fue un verdadero placer para el paladar, un servicio muy profesional, un lugar con mucho encanto y acogedor, tengo  que reconocer que cuando llegamos fuimos un poquito reacios ya que al leer que celebraban bodas, eventos etc, nos dejó un poco mosqueado porque ya sabemos que estos sitio   la calidad como de costumbre   deja mucho que desear, pero fue un verdadero acierto el quedarnos y pedir mesa.

A parte de su estupenda carta, te ofrecen un menú de la casa  por tan solo 18,00€ con vino, refresco etc incluidos.
Nuestra Comida para 4 personas:
1 menú de la Casa:
 ( 1ºArroz Meloso con calamares y presa ibérica, 2º  Presa Iberica a la parrilla con queso de la cerena, postre Browni de nueces y nata)
1 menú de la casa:
(1º Revuelto de Morcilla de Guadalupe con cebolla  caramelizada, 2º Solomillo iberico a la parrilla, postre Flan de la Casa ).
De la Carta:
(1º Arroz meloso con calamares y presa iberica, 2º Chuleton de 1400gr de Retinto a la parrilla).
Menu de Niño:
Huevos rotos con Jamon iberico, postre Browni de nueces y nata)

Cafe, Agua, zumo, refresco y botella de vino  Cañalva tinto variedades Tempranillo y Cabernet Sauvignon.

Precio Total iva incluido 84,00€

Datos:
  • Tefl.: 927 36 07 95
  • Correo-e: cr.elprado@gmail.com
  • km 49,5 de la EX 102, Logrosán, Cáceres